MI DENUNCIA

Desde el hecho, nunca fue una opción no hacerlo.

En mi caso, fui a hacer la denuncia acompañada por una amiga y su pareja, al día siguiente de los hechos, por lo que ya había un parte médico y las declaraciones de la noche anterior, la mía y de dos de los testigos; tenía mucho miedo (vamos, estaba cagada viva) porque no sabía nada de él, ya que se lo habían llevado los Mossos d’Escuadra, no quería encontrármelo por ahí y estaba asimilando todo aún.

Cuando llegué a la jefatura y me pasaron a la sala, fue como un balde de agua fría, literalmente. Sólo imagina que estás en una salita, el ambiente es muy frío, con un funcionario a quien no conoces de nada, en su mesa con un ordenador y tu en una sillita, con toda esta situación encima… yo colapsé un poco, en ese momento se me hizo aún más real, pero no era una opción no denunciar. Al momento de formular la denuncia te preguntan por los hechos, cómo fueron, dónde, si conviven, si no, hijos en común, matrimonio, si hay testigos; vamos todo, y si hay amenazas, agresiones (como fue mi caso), acoso, maltrato psicológico, económico, entre otras muchas variables. Y muchas de nosotras no somos conscientes de lo que nos está pasando, en mi caso, era maltrato psicológico y económico, con el agravante de que hubo una agresión (una, que bastó); como consecuencia de no saber, en el momento de la denuncia, cuando me preguntaron que si sufría algún otro tipo de maltrato, dije que no. Al día de hoy, que me encuentro con la cabeza “llana”, diría que sí, porque soy capaz de reconocerlos, no sólo de identificarlos, si no de decir “mira, sí, viví en esta situación”, no me hace un ser débil, en realidad me hace más fuerte y más sana.

Luego de hacer la denuncia, pasé por la oficina de atención a la víctima que esta ahí mismo en la jefatura de Mossos d’Escuadra (es parte del procedimiento), donde tomaron mis datos, me dieron unos folletos del SARA y me explicaron más o menos cómo sería el proceso (que tendría una primera vista en los juzgados, que desde el inicio hasta el final el proceso en los juzgados toma su tiempo, a dónde podía llamar si me sentía en peligro en cualquier momento y alguna cosa más) y que desde esa oficina me harían un seguimiento.

En el transcurso de la tarde me llamaron de los juzgados y me comunicaron que al día siguiente sería la primera vista, y que me habían asignaron un abogado de oficio y este se pondría en contacto conmigo, aunque sinceramente considero que hubiera sido más acertado que lo me asignaran el abogado en el momento de la denuncia y poder hacer la misma con acompañamiento de un letrado, pues te presta un apoyo muy grande en ese momento y es realmente necesario.

También hay casos como el de una amiga muy cercana que también tuvo una situación de violencia machista; su ex la acosaba con amenazas y el momento de formalizar la denuncia fue mas difícil, ya que “carecía de pruebas”. Después de un tiempo llamó al 016 y le dieron la información que necesitaba: no fue muy alentador sinceramente, le dijeron que iba a ser muy difícil de demostrar, ya que en ese momento no había pasado lo de las amenazas. Pasaron poco más de 8 meses para que pudiera hacerlo y fue prácticamente el mismo procedimiento. Lo que quiero decir con esto, es que no todos los casos son iguales, hay infinidad de variantes y no todos los casos se tratan igual, yo estoy a espera de juicio, a mi amiga le dictaminaron sentencia y ella denunció después de mi, los dos casos aquí en Barcelona (ciudad). Cercanas, no conozco más personas que hayan denunciado, aunque hayan sufrido algún tipo violencia machista, se que hay denuncias de toda índole, he escuchado casos que te dejan con la boca abierta.

Cuando vas a denunciar, debes tener las ideas muy claras, sobre todo los hechos, que aportes todas las pruebas, no es fácil pero es muy importante, es un momento muy tenso en el que te encuentras súper susceptible. De hecho, el reconocer que te está pasando esto o que sucedió, no es nada fácil de digerir, más todas las emociones encontradas, el sentimiento de culpa por haber permitido que sucediera, el desamparo y lo más importante el querer salir de esto. En ese aspecto yo lo tuve muy claro, no quería ver a ese individuo más ni tener el mínimo de contacto con él, tenemos un hijo en común, y seamos realistas no le puedo quitar el derecho de padre.

En caso de que denuncies, antes de firmar, lee la denuncia con toda la calma posible y verifica que los datos son correctos y que los hechos se ajustan a los que tu has contado; siempre deberían darte una copia.

[SC]-BLOG-QUOTES

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s